Turismo Activo en Route Active Hotel

Route Active Hotel - Teide (Ruta 040)

La ruta 040 es el sendero que lleva desde el nivel del mar hasta la cumbre del Teide en tan solo 27,7 Km, siendo la ruta más directa posible para llegar a la cima.

El Teide, con sus 3.718 metros, además de ser la cima más alta de España, ostenta otros títulos, como el de ser el tercer volcán más alto del mundo desde su base oceánica o ser también la cumbre más alta de las tierras emergidas del Atlántico.

La ruta 040 es el sendero que lleva desde el nivel del mar hasta la cumbre del Teide en tan solo 27,7 Km, siendo la ruta más directa posible para llegar a la cima.

Tan solo existe otro lugar en la tierra que permite hacer lo mismo, y no podía ser otro que la isla de Hawai.

La ruta sale de Los Realejos, exactamente en La Playa del Socorro.

La ruta primero asciende por por la carretera de acceso a la playa por una fuerte pendiente, rodeada de plataneros mientras vamos ascendiendo, aunque con la cerrada noche no se podía ver con claridad.

Tras poco más de 1 Km llegamos a un puente que cruza por debajo la TF-5 y que hay que cruzar para ir a buscar la carretera que se tiene que seguir durante unos 100 metros por el amplio arcén hasta dar con un desvío a la izquierda.

Ahora toca ir ascendiendo por el sendero, que en todo momento tiene un fuerte desnivel, que en un primer momento es de tierra para más adelante transformarse en cemento y finalmente en asfalto.

A los 2,5 Km llegamos al barrio de Tigaiga. Lo sabremos porqué tras una fuerte subida, cruzaremos una calle más ancha para seguir en fuerte ascenso.

Enseguida llegamos a la Capilla de la Cruz de Tigaiga, lugar donde toca girar a la izquierda para ir siguiendo por las calles del pueblo.

Este tramo llanea un poco durante unos metros, pero es un espejismo, ya que tras llegar a la Capilla de la Cruz del Aserradero realizamos un fuerte giro a la derecha para volver a subir por una calle aún más empinada que las anteriores.

Seguimos en ascenso hasta que damos con una valla y un cartel que nos indican que estamos en el Parque Natural de la Corona Forestal, además de observar que pasamos de cemento a camino empedrado.

El camino va zigzagueando en fuerte pendiente y tras unos 800 metros vamos a parar a la carretera TF-342.

En este punto toca girar a la derecha y seguir por un camino que va siempre protegido por una vaya de la carretera, cosa que por la noche te da mucha más tranquilidad.

El camino va avanzando, ahora con un desnivel más llevadero hasta llegar al mirador de El Lance, a 540 metros de altura, donde podemos ver el monumento Mercey Bentor, último rey guanche que antes que rendirse a las tropas castellanas decidió tirarse por ese mismo barranco.

Continuamos por la carretera hasta que en una curva a la izquierda, tras una especie de terraza de bar, toca girar a la izquierda por las calles del barrio de El Lance.

Aquí todos tienen que ser superhombres con unos gemelos y cuádriceps hiperdesarrollados, porqué no veas que pendientes…

Enseguida llegamos hasta el vértice geodésico que hay unos metros más arriba del mirador de La Corona.

Ahora toca seguir ascendiendo por una fuerte subida, siempre entre cultivos.

Aquí, tras 7Km por fin se lelga a la cota de los 1.000 metros.

Un poco más adelante encontramos la Fuente de Pedro, último lugar donde poder recargar agua

Tras unos metros se llega al mirador del Asomadero, a 1.100 metros y primer lugar donde puedo observar el imponente Pico del Teide.

Aquí ya empieza la diversión de los senderos, y es que la norma es la siguiente, siempre, y he dicho siempre, coger el sendero más vertical, y es caso de duda, el más pegado a nuestra izquierda.

Tras un rato de ascenso nos cruzamos con la pista del Pino Llorón que nos llevaría hasta la Punta del Risco pero que nosotros cruzaremos y pasaremos de largo.

Ahora nos toca ir ascendiendo por una pista muy empinada durante unos 2,5 Km y que nos dejará en una especie de merendero llamado Piedra Pastores, situado a 1.600 metros y por la que ya empezaremos a ver pinos.

Continuamos ascendiendo por una pista que nos va llevando por un fuerte y continuado desnivel entre un denso pinar que nos deja ver entre los árboles la silueta del Teide en todo su esplendor.

Continuando por la pista al rato llegamos a la zona de Piedra Gallega, a 1.910 metros, lugar donde observamos una especie de caseta con unos panales de abejas al lado, cosa que no extraña ya que en todo momento he estado rodeado del zumbido de estas incansables trabajadoras.

Poco a poco nos vamos adentrando en la zona que se quemó en el año 2007. Lo sabremos porqué de golpe desaparecen los pinos para dejar paso a una vegetación mucho más baja de matorrales.

Enseguida de entrar en esta zona llegamos a la entrada del Parque Nacional del Teide, custodiada por una vaya de madera y que además marca la cota de los 2.000 metros y los primeros 14 Km de ruta. Estamos en el sendero nº 29, el sendero de la Degollada del Cedro.

Justo a nuestra derecha hay un pequeña vaya metálica que va bordeando el sendero y que separa la zona quemada para proteger la reforestación de la zona.

A partir de aquí el sendero pierde un poco de verticalidad haciendo su tránsito mucho más cómodo.

Tras continuar un rato llegamos hasta la Capilla de La Cruz de Fregel situada en la Degollada del Cedro, a 2.091 metros.

Justo ahora nos toca bajar unos 50 metros por un descompuesto y vertical sendero que nos deja en una zona desértica, lugar donde empieza el Llano de Las Brujas, ya dentro de Las Cañadas del Teide.

Una vez abajo nos encontramos con arena muy fina, similar a la que nos podemos encontrar en la playa o en un desierto.

Ahora toca girar a la izquierda y continuar por el sendero nº 1. Si miramos hacia atrás podemos ver la imponente muralla roja de La Fortaleza, que nos observará durante todo nuestro periplo por el Llano de Las Brujas.

Enseguida nos encontramos con una subida en la que tenemos que estar atentos para coger el sendero nº 22 también conocido como el sendero de Lomo Hurtado.

En este punto el paisaje cambia por completo, encontrando tan solo matorrales bajos y retama del Teide, una variedad endémica de Tenerife y La Palma que se caracteriza por sus flores de color blanco.

Durante el primer kilómetro y medio aproximadamente vamos subiendo y bajando manteniendo siempre los 2.100 metros de altitud por un terreno muy rocoso.

Continuamos por el sendero hasta llegar a una especie de barranco por el que se va ganando altura, pero siempre de forma gradual y bastante llevadera.

Justo al salir del barranco nos encontramos con la planicie en la que se va llaneando, pero casi siempre con tendencia ascendente, a excepción de alguna pero pequeña bajada que nos ayuda a relajar un poco las piernas.

El sendero va serpenteando muy bien definido

Pero la zona de calma llega a su fin, y en el kilómetro 20 de ruta, a unos 2.280 metros de altura, la cosa vuelve a ponerse seria llevándonos por zigzagueo por un sendero de arena gruesa en su gran mayoría y que nos impide avanzar con comodidad.

Este repecho nos llevará durante un kilómetro hasta dar con el sendero de la Montaña de Los Tomillos o sendero nº 6.

Tras escasos 200 metros de fuerte ascenso enseguida nos encontramos en el cruce del sendero de Montaña Blanca – Pico del Teide o sendero nº 7, a 2.530 metros sobre el nivel del mar, el sendero más usado para acceder al Pico del Teide sin usar el teleférico.

A partir de aquí el sendero se convierte en pista, que es la que utilizan para acercar los suministros del refugio a la base del Pico del Teide.

Siguiendo la pista, en el primer giro a la izquierda podemos ver unas ruinas de una antigua construcción que parecen ser los restos de alguna cabaña de pastores o refugio situada entre varias bombas volcánicas.

Cabe destacar que por la pista se asciende ya de forma más gradual y llevadera, pudiendo disfrutar más del impresionante paisaje de aspecto lunar, tan solo salpicado por algún que otro matorral.

Conforme nos acercamos a la zona de Los Huevos del Teide, bombas volcánicas formadas por acreción que fueron lanzadas en la erupción que formó el actual cono y cima del Teide, hará unos 1.150 años aproximadamente y que tiene un diámetro de hasta 6 metros.

Continuando por la pista enseguida llegamos a la base del Pico del Teide, a 2.725 metros de altura y lugar donde nos encontramos con el desvío que nos llevaría a la cima de Montaña Blanca.

Ahora empieza un fuerte sendero que zigzagueando, en 1,9 Km, nos llevará a superar un desnivel de 540 metros.

Como cabe esperar el sendero enseguida coge altura mostrándonos unas vistas impresionantes.

Y por fin, tras un zig-zag del camino puedo observar el refugio, pero aun no está hecho, ya que faltan escasos pero duros 30-40 metros de desnivel que hay que superar.

Pir fin llego al Refugio de Altavista y sus 3.260 metros de altura sobre el nivel del mar.

Objetivo del día conseguido!!!

Ahora toca quitarse la mochila, estirar un poco y comer y beber para recuperar fuerzas hasta las 17:00, hora a la que el guarda del refugio abre las puertas de los baños y el comedor y toma nota de la llegada.

Ahora toca irse a dormir pronto para estar a tope el día siguiente.

A las 4:50 me pongo en marcha.

El sendero va zigzagueando pero de forma más suave que el de acceso hasta el refugio, que sumado a tener las piernas descansadas, hace que vaya sumando metros sin a penas enterarme.

Al poco rato ya estoy en el cruce con el sendero del Mirador de la Fortaleza que enseguida me lleva hasta el sendero nº 10, el sendero de ascenso al Pico del Teide o sendero Telesforo Bravo, a 3.550 metros.

Para acceder al sendero hay que traspasar una vaya con un pasador.

Este sendero, con escalones en varios tramos, sobretodo al principio, va ascendiendo primero por la cara externa del cono, para en cierto momento introducirnos en la cara interna, ya casi llegando a su cima.

Durante el ascenso se va notando cada vez con más intensidad el olor a azufre de las fumarolas que son bien visibles en la misma cima.

Y por fin, llego a la cima de España y cima de todas las tierras emergidas de Atlántico, ya estoy en la cima del Pico del Teide, a 3.718 metros.

Aun es de noche y me queda una hora hasta que salga el sol, pero ya empiezo a intuir que la cosa no tiene buena pinta, la calima oculta toda la visión, pero tocará esperar.

Conforme los primeros rayos de sol van apareciendo se pueden ir viendo las vistas que la calima nos permite ver.

Si con calima es tan impresionante, no quiero ni imaginarme como será en un día despejado.

Tras comprobar que no iba a poder ver la sombra trialgular del Teide sobre La Gomera, decido emprender el camino de regreso.

Durante la bajada puedo ir observando los paisajes que a causa de la noche me había perdido.

Primero llego hasta el teleférico.

Al poco rato llego hasta el desvío del Mirador de La Fortaleza.

Siguiendo el sendero llego al desvío de la Cueva de Hielo a la izquierda.

Y tras un rato ya estoy de nuevo en el refugio, lugar donde me encuentro al grupo que v a bajar de nuevo hasta la Playa del Socorro.

En el desvío hacia Montaña Blanca decido acercarme hasta la cima, ya que está al aldo y apenas son 50 metros de desnivel.

El sendero está muy bien definido, y es tan solo cuando nos acercamos a la cima real de Montaña blanca, a 2.750 metros de altura, que lo tenemos que abandonar.

El ascenso se realiza por su ladera por una zona de piedra suelta y se llega enseguida a ella.

Continuo por el sendero para en ligero acenso llegar a la circular que bordea por la cima y que nos da unas vistas de 360 grados impresionantes de Las Cañadas del Teide.

Ya de regreso sobre mis pasos vuelvo para coger el sendero de Montaña Blanca en dirección a Los Huevos del Teide.

Continuo por el sendero hasta dar de nuevo con el sendero nº 22.

Ya en el sendero nº 1 continuo hasta la base de La Fortaleza para afrontar la última subida del recorrido, toca remontar unos 50 metros de desnivel hasta la Degollada del Cedro.

Una vez arriba empiezo a descender por el sendero nº 29 que me lleva hasta el límite del Parque Nacional del Teide y la cota 2.000.

Continuando por el sendero en fuerte bajada llego hasta la cota 1.600 en la Piedra Pastores.

Siguiendo por la pista voy deshaciendo los pasos andados el día anterior hasta llegar de nuevo a la pista del Pino Llorón donde empieza el festival de atajos, por lo que hay que estar pendiente del GPS.

El descenso prosigue hasta dar de nuevo con el Mirador del Asomadero.

Voy observando el altímetro ya que se que la fuente está situada en la cota 1.000, por lo que nada más dejarla aparece a mi izquierda el desvío.

Se accede por una fuerte y resbaladiza baja que nos deja en una fuente en la que además hay unas cuantas sillas donde la gente supongo que se sentará a pasar el rato.

Retomando el sendero. conforme voy bajando puedo ver toda la exuberante vegetación dominada por los helechos y zarzales mientras ya se vislumbra el mar, señal de que cada vez estoy más cerca del final.

Tras un rato descendiendo llegamos al Mirador de La Corona, y en esta ocasión sí que me acerco para ver las vistas y la zona desde donde se lanzan para practicar parapente.

Ahora toca hasta entrar en el barrio del Lance de nuevo.

Con plena luz del día me deja perplejo la inclinación de las calles, y es que de noche y con el frontal no veía más allá de unos metros y no se apreciaba tanto la inclinación.

Siguiendo por las calles por fin llegamos a la carretera TF-342 y desde donde las vistas son impresionantes.

Siguiendo por el paseo peatonal enseguida llego al Mirador de El Lance donde poder hacer, esta vez sí, una foto al monumento a Mercey Bentor.

Desde aquí podemos ver el Mirador de La Corona.

El descenso continua suave por el paseo hasta dar con el desvío a la izquierda por un sendero empedrado que nos lleva directos a el barrio de Tigaiga.

Vamos serpenteando por el sendero hasta dar con la vaya que marca el límite del Parque de la Corona Forestal, donde además pasamos de camino empedrado a cemento.

Ahora toca callejear hasta pasar de nuevo por las capillas y coger el camino que en fuerte bajada nos va llevando hacia el mar.

Conforme nos acercamos a la carretera ya empezamos a ver plantaciones de plataneros, aguacates y dátiles.

Una vez en la carretera TF-5 solo nos queda seguir por nuestra izquierda hasta el desvío un poco más adelante que nos lleva a la carretera de descenso a la playa.

Durante la bajada podemos observar las impresionantes plantaciones de plataneros, además de poder ver, ya por fin, la tan esperada playa.

Ahora sí que sí que la ruta está a punto de llegar a su fin.

Y finalmente de nuevo a la Playa del Socorro, pudiendo dar por finalizada la ruta Teide 040.

Ya con la ruta realizada puedo decir que ha sido el reto más duro que he realizado, pero de la misma forma que se trata de una ruta muy dura físicamente, también cabe destacar que es impresionante por la cantidad de contrastes que te encuentras en tan pocos kilómetros de recorrido, por los lugares por los que pasa, los paisajes, las gentes, en definitiva, no se puede decir que destaque en una sola faceta, toda la ruta Teide 040 es una aventura que merece la pena ser vivida, por lo menos una vez en la vida.

A continuación os hago un pequeño resumen de los números de la ruta:

Tipo de ruta: Lineal
Dificultad técnica: Fácil
Dificultad física: Muy difícil
Distancia: 55,95 Km
Punto más alto: 3.718 m
Punto más bajo: 0 m
Desnivel positivo: 3.860 m
Desnivel negativo: 3.860 m
Desnivel acumulado: 7.720 m
Cimas ascendidas: 2
Tiempo empleado: 1 día 9 horas 40 minutos
Tiempo en movimiento: 16 horas 49 minutos
Velocidad media: 1,66 Km/h
Ritmo: 36:06 min/Km

Distancia 55,95 Km
Tiempo Empleado 1 dia 9 horas 40 minutos
Tiempo en movimiento 16 horas 49 minutos
Velocidad media 1,66 Km/h
Altura mínima 0 metros
Altura máxima 3718 metros
Ascenso 3860 metros
Descenso 3860 metros
GPS SI
CIRCULAR SI

A una chapa del cielo

Wikiloc